El Transplante de Riñón

(Trasplante de riñón, Trasplante renal)

Descripción general del procedimiento

¿Qué es un trasplante de riñón?

Un trasplante de riñón es un procedimiento quirúrgico que se lleva a cabo para reemplazar el riñón enfermo de una persona por el riñón sano de otra persona. El riñón puede provenir de un donante fallecido o de uno vivo. Los familiares o las personas que no estén relacionadas pero que cumplan con los requisitos de compatibilidad pueden donar uno de sus riñones. Este tipo de trasplante se denomina trasplante de donante vivo. Las personas que donan un riñón pueden vivir vidas sanas con el riñón restante.

Cuando una persona se somete a esta clase de trasplante, suele recibir sólo un riñón; sin embargo, existen casos aislados en los que es posible que reciba ambos riñones de un donante fallecido. En la mayoría de los casos, los órganos enfermos se mantienen en su lugar durante el procedimiento. El riñón trasplantado se implanta en la parte inferior del abdomen en la región anterior del cuerpo.

¿Cómo funcionan los riñones?

Ilustración de la anatomía del riñón
Click Image to Enlarge

El cuerpo toma los nutrientes de los alimentos y los convierte en energía. Después de que el cuerpo ha tomado los alimentos que necesita, deja productos de desecho en el intestino y en la sangre.

Los riñones y el aparato urinario mantienen los productos químicos, como el potasio, el sodio y el agua, en equilibrio y eliminan un tipo de desecho de la sangre llamado urea. La urea se produce cuando los alimentos que contienen proteínas, como la carne, aves y ciertas verduras, se descomponen en el cuerpo. La urea se transporta en el torrente sanguíneo a los riñones.

Los dos riñones, un par de órganos de color marrón morado, se encuentran debajo de las costillas hacia el centro de la espalda. Su función es:

  • eliminar los desechos líquidos de la sangre en forma de orina

  • mantener un equilibrio estable de sales y otras sustancias en la sangre

  • producir eritropoyetina, una hormona que ayuda en la formación de glóbulos rojos

  • regular la presión arterial

Los riñones eliminan la urea de la sangre a través de unas unidades de filtración diminutas llamadas nefronas. Cada nefrona consta de una bola formada por pequeños capilares sanguíneos, llamados glomérulos, y por un pequeño tubo llamado túbulo renal.

La urea, junto con el agua y otras sustancias de desecho, forma la orina al pasar a través de las nefronas y al bajar por los túbulos renales.

Razones para realizar el procedimiento

Se puede recomendar un trasplante de riñón en personas con insuficiencia renal crónica en fase terminal (IRCT), un estado permanente de insuficiencia renal que a menudo requiere diálisis (un proceso que se utiliza para eliminar desechos y otras sustancias de la sangre). Algunas afecciones de los riñones que pueden provocar IRCT incluyen, entre otras, las siguientes:

  • repetidas infecciones urinarias

  • insuficiencia renal causada por la diabetes o presión arterial alta

  • enfermedad renal poliquística u otros trastornos hereditarios

  • glomerulonefritis: inflamación de las unidades de filtración de los riñones

  • síndrome urémico hemolítico: un trastorno poco frecuente que provoca insuficiencia renal

  • Lupus y otras enfermedades del sistema inmunológico

  • obstáculos

Otros trastornos, como los defectos congénitos de los riñones, pueden provocar la necesidad de un trasplante de riñón.

Su médico puede recomendarle un trasplante de riñón por otros motivos.

Riesgos del procedimiento

Al igual que en cualquier procedimiento quirúrgico, pueden surgir complicaciones. Estas complicaciones pueden incluir, entre otras:

  • sangrado

  • infección

  • obstrucción de los vasos sanguíneos al riñón nuevo

  • escape de orina u obstrucción de la orina en el uréter

  • ausencia de función inicial del riñón nuevo

El riñón nuevo puede ser rechazado. El rechazo es una reacción normal del cuerpo a un objeto o tejido extraño. Cuando se trasplanta el riñón nuevo en el cuerpo del receptor, el sistema inmunitario reacciona ante algo que percibe como una amenaza y ataca al nuevo órgano, sin darse cuenta de que el riñón trasplantado es beneficioso. Para permitir que el órgano trasplantado sobreviva en un cuerpo nuevo, se deben administrar medicamentos para engañar al sistema inmunitario a que acepte el trasplante y no atacarlo como un objeto extraño.

Los medicamentos usados para tratar o prevenir el rechazo tienen efectos colaterales. Los efectos colaterales exactos dependerán de los medicamentos específicos que se tomen.

Las contraindicaciones del trasplante de riñón incluyen, entre otras, las siguientes:

  • infección actual o recurrente que no se puede tratar eficazmente

  • cáncer metastásico: cáncer que se ha propagado fuera de su lugar principal a otro u otros lugares en el cuerpo

  • condiciones cardíacas u otros problemas médicos graves que impiden la capacidad de tolerar el procedimiento quirúrgico

  • cuadros clínicos graves aparte de la enfermedad renal que no mejorarían después del trasplante

  • incumplimiento con el régimen de tratamiento

Es posible que existan otros riesgos dependiendo de su estado de salud específico. Asegúrese de consultar todas sus dudas con el médico antes del procedimiento.

Antes del procedimiento

A fin de recibir el riñón de un donante fallecido (cadáver), el receptor debe colocarse en una lista de espera de la Red Internacional de Distribución de Órganos (United Network for Organ Sharing, UNOS). Deberá realizarse una evaluación extensa antes de que se le pueda incluir en la lista para trasplante.

Debido a la amplia variedad de información requerida para determinar la elegibilidad para el trasplante, un equipo de trasplante lleva a cabo el proceso de evaluación. El equipo incluye un cirujano de trasplante, un nefrólogo (médico especializado en el tratamiento de los riñones), uno o más enfermeros de trasplante, un trabajador social y un psiquiatra o psicólogo. Otros miembros que se pueden incluir al equipo son un nutricionista, un capellán y/o un anestesiólogo.

Los componentes del proceso de evaluación para el trasplante incluyen, entre otros, los siguientes:

  • evaluación psicológica y social: Se evalúan las cuestiones psicológicas y sociales implicadas en el trasplante de órganos, como el estrés, los problemas financieros y el apoyo de parte de la familia u otras personas importantes. Estos temas pueden tener un impacto significativo en el resultado de un trasplante.

  • análisis de sangre: Se realizan análisis de sangre para ayudar a determinar un donante compatible, para evaluar su prioridad en la lista de donantes y para contribuir a reducir las probabilidades de que el órgano donado sea rechazado.

  • pruebas de diagnóstico: Se pueden realizar pruebas de diagnóstico para evaluar los riñones, así como también el estado de salud general. Estas pruebas pueden incluir radiografías, procedimientos de ultrasonido, biopsia renal y exámenes dentales. A las mujeres se les puede realizar una prueba de Papanicolaou, una evaluación ginecológica y una mamografía.

El equipo de trasplante considerará toda la información de las entrevistas, su historial médico, el examen físico y las pruebas de diagnóstico para determinar su elegibilidad para el trasplante de riñón.

Una vez que haya sido aceptado como candidato para el trasplante, lo colocarán en la lista de espera de la Red Internacional de Distribución de Órganos (United Network for Organ Sharing, UNOS). Cuando haya un órgano de donante disponible, se le notificará y se le dirá que vaya al hospital inmediatamente.

Si va a recibir un riñón de un familiar vivo (trasplante de donante vivo), el trasplante se puede realizar en una fecha planificada. El donante potencial debe tener un tipo de sangre compatible y gozar de buena salud. Se llevará a cabo un examen psicológico para asegurarse de que el donante se sienta cómodo con la decisión.

Los siguientes pasos precederán al trasplante:

  • El médico le explicará el procedimiento y le ofrecerá la oportunidad de formular todas las preguntas que pueda tener al respecto.

  • Se le pedirá que firme un formulario de consentimiento mediante el cual autoriza la realización de la cirugía. Lea el formulario atentamente, y pregunte si hay algo que no le resulta claro.

  • Si ha estado en diálisis de rutina antes del procedimiento, recibirá diálisis antes del procedimiento.

  • Para un trasplante de donante vivo planificado, deberá ayunar ocho horas antes de la operación, generalmente después de la medianoche. En el caso de un trasplante de órgano de cadáver, debe comenzar a ayunar cuando le notifiquen la disponibilidad de un riñón.

  • Tal vez le administren un sedante antes del procedimiento para ayudar a que se relaje.

  • Es posible que le afeiten la zona donde se realizará la cirugía.

  • En función de su estado clínico, el médico puede solicitar otra preparación específica.

Durante el procedimiento

El trasplante de riñón requiere la internación en un hospital. Los procedimientos pueden variar según su estado de salud y las prácticas del médico.

Por lo general, un trasplante de riñón sigue este proceso:

  1. Se le pedirá que se quite la ropa y se le entregará una bata para que se la ponga.

  2. Se le colocará una vía intravenosa (IV) en el brazo o la mano. Se le pueden introducir catéteres adicionales en el cuello y la muñeca para controlar el estado de la presión cardíaca y arterial, y para obtener muestras de sangre. Los lugares alternativos para los catéteres adicionales incluyen el área subclavia (bajo la clavícula) y la ingle.

  3. Se le insertará una sonda en la vejiga.

  4. Se lo acostará boca arriba en la mesa de operaciones.

  5. La cirugía de trasplante de riñón se realizará mientras usted duerme bajo el efecto de la anestesia general. Se le insertará un tubo por la boca hasta los pulmones. El tubo se conectará a un respirador que lo hará respirar durante el procedimiento. 

  6. El anestesiólogo controlará continuamente la frecuencia cardíaca, la presión arterial, la respiración y la concentración de oxígeno en la sangre durante la cirugía.

  7. Se limpiará la piel con una solución antiséptica en la zona donde se realizará la cirugía.

  8. El médico realizará una larga incisión en la parte inferior de un lado del abdomen.

  9. El médico inspeccionará visualmente el riñón del donante antes de implantarlo.

  10. El riñón del donante se colocará en el abdomen. Si se trata del riñón izquierdo del donante se lo implantará de su lado derecho; si se trata del riñón derecho del donante se lo implantará de su lado izquierdo. Esto permite acceder fácilmente al uréter para conectarlo a la vejiga.

  11. La arteria y vena renal del riñón del donante se suturará (coserá) a la arteria y vena ilíaca externa.

  12. Después de conectar la arteria y la vena, se controlará el flujo sanguíneo a través de estos vasos para detectar sangrado en las líneas de sutura.

  13. El uréter del donante (el tubo que drena orina del riñón) se conectará a su vejiga.

  14. La incisión se suturará con puntos o grapas quirúrgicas.

  15. Quizás se coloque una sonda en la incisión para reducir la hinchazón.

  16. Se aplicará una venda o un vendaje estéril.

Después del procedimiento

En el hospital:

Después de la cirugía, lo trasladarán a la sala de recuperación donde permanecerá en observación. Una vez que la presión arterial, el pulso y la respiración estén estables y que usted esté alerta, pueden llevarlo a la unidad de cuidados intensivos (UCI) o a su habitación en el hospital. El trasplante de riñón generalmente requiere una hospitalización de varios días.

Un riñón de donante vivo puede comenzar a producir orina inmediatamente, pero la producción de orina en un riñón proveniente de un cadáver puede demorar más tiempo. Se puede requerir diálisis hasta que la producción de orina sea suficiente.

Le colocarán una sonda en la vejiga para drenar la orina. La cantidad de orina se medirá cuidadosamente para evaluar el funcionamiento del riñón nuevo.

Recibirá líquidos por vía intravenosa hasta que pueda ingerir alimentos y líquidos adecuados.

Se controlarán atentamente los medicamentos inmunodepresores (contra el rechazo) para asegurarse que reciba la dosis óptima y la mejor combinación de medicamentos.

Se tomarán muestras de sangre con frecuencia para controlar el estado del riñón nuevo, así como también de otras funciones del cuerpo, como el hígado, los pulmones y el sistema circulatorio.

Su dieta cambiará gradualmente de líquidos a alimentos más sólidos, si los tolera bien. El consumo de líquidos puede estar restringido hasta que el riñón nuevo funcione completamente.

Puede comenzar con la actividad física el día posterior al procedimiento. Debe salir de la cama y estar en movimiento varias veces al día.

Tome un analgésico para el dolor, de acuerdo con las recomendaciones de su médico. La aspirina y determinados medicamentos contra el dolor pueden aumentar las probabilidades de hemorragias. Asegúrese de tomar sólo los medicamentos recomendados.

Los enfermeros, farmacéuticos, dietistas, fisioterapeutas y otros miembros del equipo de trasplante le enseñarán cómo debe cuidarse una vez que se le dé el alta hospitalaria.

En su casa:

Una vez que esté en su casa, es importante que mantenga el área quirúrgica limpia y seca. El médico le dará indicaciones precisas acerca de cómo bañarse. El médico retirará los puntos o las grapas quirúrgicas durante la consulta de seguimiento.

No podrá conducir un automóvil hasta que su médico se lo permita. Debe evitar cualquier actividad o posición que ejerza presión en el riñón nuevo. Pueden aplicarse otras restricciones de actividades.

Avísele a su médico si tiene alguno de los siguientes síntomas:

  • fiebre, ya que puede ser un signo de rechazo o infección

  • enrojecimiento, hinchazón, sangrado u otra secreción de la incisión

  • aumento del dolor en la zona de la incisión, que puede ser un signo de infección o rechazo

La fiebre y el aumento de la sensibilidad en la zona del riñón son algunos de los síntomas más comunes de rechazo. Un aumento del nivel de creatinina en sangre (análisis de sangre para medir la función renal) y/o de la presión arterial (controlada por su médico) también pueden indicar rechazo. Los síntomas de rechazo pueden parecerse a los de otras afecciones o problemas médicos. Consulte a su equipo de trasplante por cualquier preocupación que pueda tener. Es esencial realizar visitas frecuentes y mantenerse en contacto con el equipo de trasplante.

Es posible que el médico le dé instrucciones adicionales o alternativas después del procedimiento, en función de su situación específica.

¿Qué se hace para prevenir el rechazo?

Para permitir que el riñón trasplantado sobreviva en un cuerpo nuevo, recibirá medicamentos durante el resto de su vida para combatir el rechazo. Cada persona puede reaccionar en forma diferente a los medicamentos, y cada equipo de trasplante tiene preferencias por distintos medicamentos. Entre los medicamentos más utilizados contra el rechazo se incluyen los siguientes:

  • ciclosporina

  • tacrolimo

  • azatioprina

  • micofenolato mofetil

  • prednisona

  • anticuerpos monoclonales OKT3

  • inmunoglobulina antitimocítica (ATGAM)

  • sirolimus

Continuamente se están desarrollando y aprobando nuevos medicamentos contra el rechazo. Los médicos determinan los regímenes de medicamentos para satisfacer las necesidades de cada paciente en particular.

Al principio, se suelen administrar varios medicamentos contra el rechazo. Las dosis de estos medicamentos pueden cambiar con frecuencia, según su reacción. Debido a que los medicamentos contra el rechazo afectan al sistema inmunitario, las personas que reciben un trasplante tendrán un mayor riesgo de infecciones. Deberá mantenerse el equilibrio entre la prevención del rechazo y su sensibilidad aumentada a las infecciones.

Entre las que más pueden llegar a afectarlo se incluyen las infecciones micóticas orales (aftas), el herpes y los virus respiratorios. Durante los primeros meses después de la cirugía, debe evitar el contacto con mucha gente y con personas que tengan una infección.

Los Recursos en la Red

El contenido proveído aquí tiene un propósito informativo únicamente, y no está diseñado para diagnosticar o tratar un problema de salud o una enfermedad ni reemplazar el consejo médico que usted reciba de su médico. Por favor, consulte a su médico para aclarar cualquier pregunta o preocupación que usted pueda tener acerca del trastorno que padece.

Esta página contiene enlaces a otros sitios Web con información sobre este procedimiento y condiciones de salud relacionadas. Esperamos que estos sitios le sean útiles, pero recuerde que nosotros no controlamos ni avalamos la información presentada en ellos, así como ellos tampoco avalan la información presentada en nuestro sitio.

National Institute of Diabetes and Digestive and Kidney Diseases (NIDDK) (Instituto Nacional de la Diabetes y de Las Enfermedades Digestivas y del Riñón)

National Institutes of Health (NIH) (Institutos Nacionales de la Salud)

National Kidney Foundation (Fundación Nacional del Riñón)

National Library of Medicine (Biblioteca Nacional de Medicina)

United Network for Organ Sharing (Red Internacional de Distribución de órganos)

Connect with MLH

New Appointments
1.866.CALL.MLH

 Well Ahead Newsletter


Connect With MLH

Copyright 2014 Main Line Health

Printed from: www.mainlinehealth.org/stw/Page.asp?PageID=STW042854

The information provided in this Web site is for informational purposes only. It is not a substitute for medical advice. All medical information presented should be discussed with your healthcare professional. See additional Terms of Use at www.mainlinehealth.org/terms. For more information, call 1.866.CALL.MLH.