Apendicectomía

(Extirpación del apéndice, Apendicectomía laparoscópica, Apendicectomía abierta)

Descripción general del procedimiento

¿Qué es la apendicectomía?

La apendicectomía es la extirpación quirúrgica del apéndice, un tubo de aproximadamente seis pulgadas de largo que se ramifica a partir del intestino grueso. El procedimiento se realiza para tratar la apendicitis, una inflamación del apéndice causada por una infección.

La apendicitis aguda es la afección del abdomen que con más frecuencia requiere una cirugía de emergencia. Debido a la probabilidad de que el apéndice estalle y cause una infección grave que ponga en peligro la vida, la recomendación generalizada es que el apéndice se extirpe lo antes posible.

¿Qué causa la apendicitis?

Anatomía del aparato digestivo
Click Image to Enlarge

La apendicitis se produce cuando el interior del apéndice se llena de algo que le ocasiona inflamación, como mucosidad, heces o parásitos. El apéndice entonces se irrita y se inflama. La ruptura (o perforación) se produce cuando se desarrollan orificios en las paredes del apéndice, permitiendo que las heces, las mucosidades y otras sustancias se filtren a través de ellos y lleguen al interior del abdomen. Cuando el apéndice se perfora, se produce una infección dentro del abdomen conocida como peritonitis.

Debido al riesgo de ruptura, que puede ocurrir apenas de 48 a 72 horas después del inicio de los síntomas, la apendicitis se considera una emergencia y cualquier persona que tenga síntomas necesita ver a un médico inmediatamente.

¿Cuáles son los síntomas de la apendicitis?

La apendicitis puede causar un dolor en el abdomen que puede describirse de la siguiente manera:

  • puede comenzar en el área alrededor del ombligo y desplazarse al lado inferior derecho del abdomen, pero también puede comenzar en la parte inferior derecha del abdomen.

  • generalmente aumenta en intensidad a medida que pasa el tiempo

  • puede empeorar con los movimientos, al respirar profundamente, al tocarse y al toser o estornudar

  • puede diseminarse a través del abdomen si el apéndice se rompe

Otros síntomas de la apendicitis incluyen, entre otros: náuseas y vómitos, pérdida del apetito, fiebre y escalofríos, estreñimiento, diarrea, incapacidad de evacuar gases e hinchazón abdominal.

Los síntomas de la apendicitis pueden parecerse a los de otras condiciones o problemas médicos. Además, cada persona puede experimentar síntomas de una forma diferente. Consulte siempre a su médico para obtener un diagnóstico.

Es importante que las personas que tengan síntomas de apendicitis no tomen laxantes ni se les coloquen enemas para aliviar el estreñimiento, debido a que estos medicamentos y procedimientos pueden causar que el apéndice se rompa. Además, deben evitarse los medicamentos para el dolor, ya que estos pueden ocultar otros síntomas.

Tipos de apendicectomías:

El apéndice puede extirparse de dos formas.

  • Método abierto: con este método, se practica una incisión de dos a tres pulgadas en el lado derecho inferior del abdomen. El cirujano localiza el apéndice y lo extirpa a través de la incisión.

  • Método laparoscópico: este procedimiento utiliza muchas incisiones pequeñas y por lo menos tres laparoscopios (pequeños tubos delgados con cámaras de video) para visualizar el interior del abdomen durante la operación. El cirujano realiza la cirugía mirando un monitor de televisión. El apéndice se extirpa a través de una de las incisiones.

Durante la apendicectomía laparoscópica, el médico puede decidir que es necesario realizar una apendicectomía abierta.

La apendicectomía laparoscópica puede causar menos dolor y cicatrización que la apendicectomía abierta, aunque aún en el caso de apendicectomías abiertas, después de sanar, la cicatriz es difícil ver.

Las técnicas de cirugías abiertas y laparoscópicas se consideran comparables en cuanto a su bajo nivel de complicaciones. Sin embargo, el tiempo de hospitalización, el tiempo de recuperación general y los índices de infección son menores con la apendicectomía por laparoscopía.

Razones para realizar el procedimiento

La apendicectomía se realiza para extirpar el apéndice cuando existe una sospecha significativa de apendicitis. Durante otros procedimientos quirúrgicos realizados en el abdomen, el apéndice puede extirparse como precaución para prevenir una futura inflamación o infección del apéndice.

Su médico también puede recomendarle una apendicectomía por otros motivos.

Riesgos del procedimiento

Al igual que con cualquier procedimiento quirúrgico, pueden surgir complicaciones. Algunas complicaciones posibles incluyen, entre otras, las siguientes:

  • infección de la herida

  • peritonitis: inflamación del abdomen que puede producirse si el apéndice estalla durante una cirugía

  • obstrucción intestinal

Si está embarazada o sospecha que puede estarlo, debe informárselo a su médico.

Es posible que existan otros riesgos dependiendo de su estado de salud específico. Recuerde consultar todas sus dudas con su médico antes del procedimiento.

Antes del procedimiento

  • Su médico le explicará el procedimiento y le ofrecerá la oportunidad de formular las preguntas que tenga al respecto.

  • Se le pedirá que firme un formulario de consentimiento mediante el cual autoriza la realización de el procedimiento. Lea el formulario atentamente, y pregunte si hay algo que no le resulta claro.

  • Además de una historia clínica completa, su médico puede necesitar realizar un examen físico para asegurarse de que usted se encuentra en buen estado de salud antes de someterse al procedimiento. Es posible que también le realicen análisis de sangre y otras pruebas de diagnóstico.

  • Le preguntarán cuándo fue la última vez que bebió o comió algo, ya que debe tener el estómago vacío antes de someterse al procedimiento. Deberá ayunar antes del procedimiento.

  • Si está embarazada o sospecha estarlo, debe informárselo a su médico.

  • Infórmele al médico si tiene sensibilidad o alergia a algún medicamento, látex, cinta adhesiva y agentes anestésicos (locales y generales).

  • Infórmele al médico sobre todos los medicamentos (con receta y de venta libre) y suplementos de hierbas que esté tomando.

  • Avísele al médico si tiene antecedentes de trastornos hemorrágicos o si está tomando medicamentos anticoagulantes (diluyentes sanguíneos), aspirina u otros medicamentos que afecten la coagulación de la sangre. Quizás sea necesario dejar de tomar estos medicamentos antes de practicar el procedimiento.

  • Es posible que le afeiten la zona donde se realizará la cirugía.

  • Tal vez le administren un sedante antes del procedimiento para ayudar a que se relaje.

  • En función de su estado clínico, el médico puede solicitar otra preparación específica.

Durante el procedimiento

Ilustración de una apendicectomía laparoscópica
Click Image to Enlarge

Por lo general, la apendicectomía se realiza como una cirugía de emergencia y puede requerir hospitalización. Los procedimientos pueden variar en función de su estado y de las prácticas de su médico.

Por lo general, la apendicectomía se realiza mientras usted duerme bajo el efecto de la anestesia general.

Por lo general, la apendicectomía sigue este proceso:

  1. Se le pedirá que se quite las joyas u otros objetos que puedan interferir con el procedimiento.

  2. Se le pedirá que se quite la ropa y se le entregará una bata para que se la ponga.

  3. Se le colocará una vía intravenosa (IV) en el brazo o en la mano.

  4. Se lo acostará boca arriba en la mesa de operaciones.

  5. El anestesiólogo controlará continuamente la frecuencia cardíaca, la presión arterial, la respiración y la concentración de oxígeno en la sangre durante la cirugía.

  6. Se limpiará la piel con una solución antiséptica, en la zona donde se realizará la cirugía.

    Apendicectomía por método abierto:

  7. Se le realizará una incisión en la parte inferior derecha del abdomen.

  8. Se separarán los músculos abdominales y se abrirá la cavidad abdominal.

  9. Una vez que se haya localizado el apéndice, se lo ligará con suturas y se lo extirpará.

  10. Si el apéndice estalló, se lavará con cuidado el abdomen con una solución salina. Quizás se coloque un tubo pequeño en la incisión para drenar líquidos o pus.

  11. Se cerrará el revestimiento de la cavidad abdominal y los músculos abdominales con puntos.

Apendicectomía por laparoscopía:

  1. Se realizará una pequeña incisión para insertar el laparoscopio. Es posible que se realicen otras incisiones para que puedan emplearse otros instrumentos durante el procedimiento.

  2. Se introducirá dióxido de carbono en el abdomen para insuflar la cavidad abdominal con el propósito de visualizar el apéndice y otras estructuras con facilidad.

  3. Se introducirá el laparoscopio y se localizará el apéndice.

  4. Se ligará el apéndice con suturas y se lo extirpará.

  5. Cuando haya finalizado el procedimiento, se quitará el laparoscopio. Un pequeño tubo puede ser colocado en la incisión para drenar los fluidos. 

    Tras finalizar el procedimiento, ambos métodos:

  6. Se enviará el apéndice al laboratorio para su análisis.

  7. La incisión o incisiones en la piel se suturarán con puntos o grapas quirúrgicas.

  8. Se aplicará una venda o un vendaje estéril.

Después del procedimiento

En el hospital:

Después del procedimiento, lo trasladarán a la sala de recuperación donde permanecerá en observación. El proceso de recuperación variará en función del tipo de procedimiento realizado y del tipo de anestesia que se le administre. Una vez que la presión arterial, pulso y respiración estén estables y que usted esté alerta, lo llevarán a su habitación en el hospital. La apendicectomía laparoscópica puede realizarse de forma ambulatoria; por lo tanto, puede recibir el alta para volver a su hogar desde la sala de recuperación.

En caso de ser necesario, es posible que una enfermera le administre medicamentos contra el dolor, o puede administrárselos usted mismo mediante un dispositivo conectado a su vía intravenosa.

Es posible que se introduzca una sonda plástica delgada a través de la nariz hasta el estómago para eliminar secreciones gástricas y aire que trague. Cuando los intestinos comiencen a funcionar normalmente, se le quitará la sonda. No podrá comer ni beber hasta que le quiten la sonda.

Se lo alentará a que se levante algunas horas después de un procedimiento laparoscópico o al día siguiente de un procedimiento abierto.

Según su situación, se le pueden administrar líquidos para beber unas horas después de la cirugía. Su dieta puede cambiarse gradualmente para que ingiera alimentos más sólidos, si los tolera bien.

Se concertará una consulta de seguimiento con su médico, generalmente dos o tres semanas después del procedimiento.

En su hogar:

Una vez que esté en su hogar, es importante que mantenga la zona de la incisión limpia y seca. El médico le dará indicaciones precisas acerca de cómo bañarse. Si se usan suturas o grapas quirúrgicas, se le retirarán durante una consulta de seguimiento. Si se usan tiritas adhesivas, deben mantenerse secas, y generalmente se desprenderán en unos días.

Es posible que sienta dolor en la incisión y en los músculos abdominales, especialmente después de estar largo rato de pie. Tome un analgésico para el dolor, de acuerdo con las recomendaciones del médico. La aspirina u otros medicamentos contra el dolor pueden aumentar las probabilidades de hemorragias. Asegúrese de tomar sólo los medicamentos que su médico le haya recomendado.

Generalmente se sugiere que camine y que haga movimientos limitados, pero deben evitarse las actividades agotadoras. El médico le indicará cuándo puede volver al trabajo y reanudar las actividades normales.

Avise al médico ante cualquiera de los siguientes cuadros:

  • fiebre y/o escalofríos

  • enrojecimiento, hinchazón, sangrado u otra secreción de la zona de la(s) incisión(es)

  • aumento del dolor en la zona de la(s) incisión(es)

  • dolor, inflamación o espasmos abdominales

  • incapacidad para defecar después de dos días o más

Después de una apendicectomía, es probable que su médico le brinde indicaciones adicionales o alternativas en función de su situación particular.

Los Recursos en la Red

El contenido proveído aquí tiene un propósito informativo únicamente, y no está diseñado para diagnosticar o tratar un problema de salud o una enfermedad ni reemplazar el consejo médico que usted reciba de su médico. Por favor, consulte a su médico para aclarar cualquier pregunta o preocupación que usted pueda tener acerca del trastorno que padece.

Esta página contiene enlaces a otros sitios Web con información sobre este procedimiento y condiciones de salud relacionadas. Esperamos que estos sitios le sean útiles, pero recuerde que nosotros no controlamos ni avalamos la información presentada en ellos, así como ellos tampoco avalan la información presentada en nuestro sitio.

American College of Gastroenterology (Colegio Americano de Gastroenterología)

American Gastroenterological Association (Asociación Americana de Gastroenterología)

National Institute of Diabetes and Digestive and Kidney Diseases (NIDDK) (Instituto Nacional de la Diabetes y de Las Enfermedades Digestivas y del Riñón)

National Institutes of Health (NIH) (Institutos Nacionales de la Salud)

National Library of Medicine (Biblioteca Nacional de Medicina)

Society of American Gastrointestinal and Endoscopic Surgeons (Sociedad de Cirujanos Gastrointestinales y Endoscópicos)


STAY CONNECTED

Copyright 2014 Main Line Health

Printed from: www.mainlinehealth.org/stw/Page.asp?PageID=STW042827

The information provided in this Web site is for informational purposes only. It is not a substitute for medical advice. All medical information presented should be discussed with your healthcare professional. See additional Terms of Use at www.mainlinehealth.org/terms. For more information, call 1.866.CALL.MLH.