Biopsia ósea

(Biopsia ósea, Biopsia de lesiones óseas)

Descripción general del procedimiento

¿Qué es una biopsia ósea?

Una biopsia es un procedimiento por el que se extraen células o tejidos del cuerpo para analizarlos con un microscopio. Una biopsia ósea es un procedimiento en el que se extraen muestras de hueso (con una aguja especial para biopsia o durante una cirugía) con el fin de determinar la presencia de cáncer o de otras células anormales.

Existen dos tipos de biopsia:

  • biopsia por punción: después de administrar un anestésico local, el médico realiza una pequeña incisión en la piel e introduce la aguja especial para biopsia en el hueso para obtener una muestra.

  • biopsia abierta: después de administrar anestesia general, el médico realiza una incisión mayor en la piel y extrae una porción de hueso quirúrgicamente. Según los resultados del laboratorio, puede efectuarse otra cirugía.

Otros procedimientos relacionados que pueden utilizarse para ayudar a diagnosticar problemas óseos son tomografía computarizada (TC), radiografías, resonancia magnética nuclear (RMN) de los huesos y gammagrafía ósea. Consulte estos procedimientos para obtener información adicional.

Anatomía del hueso
Click Image to Enlarge

¿Qué es el hueso?

El hueso es el tejido vivo que constituye el esqueleto humano.. Existen tres tipos de tejido óseo:

  • tejido compacto: el tejido exterior y más duro de los huesos.

  • tejido esponjoso: tejido de consistencia esponjosa presente en la parte interna de los huesos.

  • tejido subcondral: tejido liso de los extremos de los huesos, cubierto por otro tipo de tejido denominado cartílago. El cartílago es el tejido conjuntivo cartilaginoso especializado que tienen los adultos y es el tejido del cual se forma la mayoría de los huesos en los niños.

El hueso proporciona forma y soporte al cuerpo y protege ciertos órganos. También actúa como sitio de almacenamiento de minerales y aporta la médula ósea, que produce y almacena células sanguíneas.

Razones para realizar el procedimiento

Las biopsias óseas pueden realizarse para:

  • evaluar el dolor o la sensibilidad de los huesos

  • investigar una anomalía detectada en una radiografía

  • determinar si un tumor de hueso es maligno (canceroso) o benigno

  • determinar el origen de una infección o inflamación sin causa aparente

Algunos tipos de tumores óseos benignos son osteocondroma, osteoma oteoide, osteoblastoma, tumor óseo benigno de células gigantes y fibroma. Los tipos más comunes de tumores óseos malignos son osteosarcoma, mieloma múltiple y sarcoma de Ewing.

Su médico puede recomendarle una biopsia ósea por otros motivos.

Riesgos del procedimiento

Al igual que con cualquier procedimiento quirúrgico, pueden surgir complicaciones. Algunas complicaciones posibles pueden incluir, entre otras, las siguientes:

  • moretones y molestias en la zona de la biopsia

  • fracturas de los huesos

  • sangrado prolongado en la zona de la biopsia

  • infección en el hueso o cerca de la zona de la biopsia

Es posible que existan otros riesgos dependiendo de su estado de salud específico. Recuerde consultar todas sus dudas con su médico antes del procedimiento.

Antes del procedimiento

  • Su médico le explicará el procedimiento y le ofrecerá la oportunidad de formular las preguntas que tenga al respecto.

  • Se le pedirá que firme un formulario de consentimiento mediante el cual autoriza la realización del procedimiento. Lea el formulario atentamente, y pregunte si hay algo que no le resulta claro.

  • Además de una historia clínica completa, el médico puede realizar una exploración física completa para asegurarse de que se encuentra en buen estado de salud antes de someterse al procedimiento. Es posible que le hagan análisis de sangre y otras pruebas de diagnóstico.

  • Infórmele al médico si tiene sensibilidad o alergia a algún medicamento, látex, cinta adhesiva y agentes anestésicos (locales y generales).

  • Infórmele al médico sobre todos los medicamentos (con receta y de venta libre) y suplementos de hierbas que esté tomando.

  • Avísele al médico si tiene antecedentes de trastornos hemorrágicos o si está tomando medicamentos anticoagulantes (diluyentes sanguíneos), aspirina u otros medicamentos que afecten la coagulación de la sangre. Quizás sea necesario dejar de tomar estos medicamentos antes de practicar el procedimiento.

  • Si está embarazada o sospecha estarlo, debe informárselo a su médico.

  • Es posible que se le pida que ayune ocho horas antes del procedimiento, generalmente, después de la medianoche. Esto es más probable si se le aplicará anestesia general para realizar el procedimiento.

  • Tal vez le administren un sedante antes del procedimiento para ayudarlo a relajarse. Debido a que el sedante puede causar sueño, deberá prever que alguien lo lleve a su casa.

  • En función de su estado clínico, el médico puede solicitar otra preparación específica.

Durante el procedimiento

Una biopsia ósea puede realizarse de forma ambulatoria o como parte de su internación en un hospital. Los procedimientos pueden variar en función de su estado y las prácticas de su médico.

Además, algunas biopsias se pueden realizar con una anestesia local para adormecer la zona, mientras que en otras se utiliza anestesia general o raquídea. Si se emplea anestesia raquídea, no tendrá sensibilidad de la cintura hacia abajo. Su médico le explicará esto con anticipación.

Por lo general, la biopsia ósea sigue este proceso:

  1. Se le pedirá que se quite la ropa y se le entregará una bata para que se la ponga.

  2. Se le podrá colocar una vía intravenosa (IV) en el brazo o la mano.

  3. Se lo colocará en una posición que permita al médico acceder fácilmente al hueso del que debe extraer la muestra. Puede utilizarse un cinturón o una correa para mantenerlo en la posición correcta.

  4. Se limpiará la piel con una solución antiséptica en la zona donde se realizará la biopsia.

  5. Si se emplea un anestésico local, sentirá un pinchazo cuando se le inyecte el anestésico. Esto podría causar una leve sensación punzante. Si se utiliza anestesia general, se le aplicará un medicamento por vía intravenosa para dormirlo.

  6. Si se aplica anestesia local para adormecer la zona, deberá permanecer inmóvil durante el procedimiento.

  7. Se realizará una pequeña incisión en la zona de la biopsia y se insertará una aguja en el hueso.

  8. Si está despierto, es posible que experimente molestias o presión cuando el médico extrae la muestra de hueso.

  9. Se retirará la aguja de biopsia y se aplicará una presión firme en el lugar durante unos minutos hasta que se haya detenido el sangrado.

  10. Si es necesario, el médico cerrará la abertura en la piel con tiras adhesivas o puntos.

  11. Se aplicará una venda o un vendaje estéril.

  12. La muestra de tejido óseo se enviará al laboratorio para su análisis.

Después del procedimiento

El proceso de recuperación variará en función del tipo de anestesia que se administre. La trasladarán a la sala de recuperación donde permanecerá en observación. Una vez que la presión arterial, el pulso y la respiración estén estables y que usted esté alerta, lo llevarán a la habitación o le darán el alta para que regrese a su hogar.

Una vez que esté en su hogar, es importante que mantenga la zona de la biopsia limpia y seca. El médico le dará indicaciones precisas acerca de cómo bañarse. Si se usan puntos de sutura, los retirarán durante la consulta de seguimiento. Si se usan tiritas adhesivas, deben mantenerse secas, y generalmente se desprenderán en unos días.

La zona de la biopsia puede estar sensible o adolorida durante varios días después de la biopsia ósea. Tome un analgésico para el dolor, de acuerdo con las recomendaciones del médico. La aspirina u otros medicamentos contra el dolor pueden aumentar las probabilidades de hemorragias. Asegúrese de tomar sólo los medicamentos que su médico le haya recomendado.

Avise al médico ante cualquiera de los siguientes cuadros:

  • fiebre

  • enrojecimiento, hinchazón, sangrado u otra secreción de la zona de la biopsia

  • aumento del dolor en la zona de la biopsia

Puede reanudar su dieta y actividades normales a menos que el médico le indique lo contrario. El médico puede pedirle que evite realizar actividades físicas agotadoras por unos días.

Es posible que el médico le brinde instrucciones adicionales o alternativas después del procedimiento, en función de su situación específica.

Los Recursos en la Red

El contenido proveído aquí tiene un propósito informativo únicamente, y no está diseñado para diagnosticar o tratar un problema de salud o una enfermedad ni reemplazar el consejo médico que usted reciba de su médico. Por favor, consulte a su médico para aclarar cualquier pregunta o preocupación que usted pueda tener acerca del trastorno que padece.

Esta página contiene enlaces a otros sitios Web con información sobre este procedimiento y condiciones de salud relacionadas. Esperamos que estos sitios le sean útiles, pero recuerde que nosotros no controlamos ni avalamos la información presentada en ellos, así como ellos tampoco avalan la información presentada en nuestro sitio.

American Academy of Orthopaedic Surgeons (Academia Americana de Cirujanos Ortopédicos)

American Cancer Society (Asociación Americana del Cáncer)

National Cancer Institute (NCI) (Instituto Nacional del Cáncer)

National Institute of Child Health and Human Development (Instituto Nacional de la Salud Infantil y del Desarrollo Humano)

National Institutes of Health (NIH) (Institutos Nacionales de la Salud)

National Library of Medicine (Biblioteca Nacional de Medicina)


STAY CONNECTED

Copyright 2014 Main Line Health

Printed from: www.mainlinehealth.org/stw/Page.asp?PageID=STW042796

The information provided in this Web site is for informational purposes only. It is not a substitute for medical advice. All medical information presented should be discussed with your healthcare professional. See additional Terms of Use at www.mainlinehealth.org/terms. For more information, call 1.866.CALL.MLH.